Maite Selva: “Hem de defensar-nos davant les possibles indemnitzacions de promotors”.

Xavier MartíMaria PagesBegur

Data: 18/05/2021 Begur materialitza l’avís de sis ajuntaments (Pals, Palamós, Palafrugell, Calonge i Sant Antoni, Castell-Platja d’Aro i Sant Feliu de Guíxols) de portar als tribunals l’aprovació definitiva del Pla Director de Revisió de Sòls no Sostenibles de la Costa Brava. El municipi en concret, ha presentat un recurs contenciós-administratiu perquè tem les indemnitzacions que puguin efectuar els promotors amb convenis.

Vancells, Es Castellet de baix i Aiguablava són els sectors que presenten acords urbanístics i s’han vist afectats pel Pla Director. També, s’ha vist repercutit la zona del Montcal, on la Generalitat exigeix ara una modificació del projecte, que no constava ni en el pla inicial ni en el provisional. Així doncs, el consistori assegura que no s’han pogut defensar.

En aquest sentit, Begur assenyala “una inseguretat jurídica” davant les possibles indemnitzacions, com també han apuntat sis ajuntaments més de la Costa Brava. Referent a la seva adhesió a la resta de consistoris, Maite Selva assegura que Begur “ja va presentar al·legacions en el seu moment i la contesta per part de la Generalitat fou desfavorable”. A més, revela que el front comú dels municipis no els hi va ser prèviament notificat.

Tot i que, el secretari d’Agenda Urbana, Agustí Serra, va afirmar que el Govern assumiria les indemnitzacions, Begur “no ho té clar”. I és que, segons Selva, suposaria un “greu perjudici econòmic pel municipi i la seva ciutadania” assumir els costos d’unes possibles i més que probables compensacions.

Enllaç:TVcosta brava.

El veto turístico del Reino Unido a España abre una guerra política entre Baleares y Madrid

Viajeros internacionales a su llegada al aeropuerto de Palma de Mallorca, Islas Baleares.
Viajeros internacionales a su llegada al aeropuerto de Palma de Mallorca, Islas Baleares. Isaac Buj – Europa Press

Esther Ballesteros 14 de mayo de 2021 22:22h

20

Laisser faire frente al refuerzo de las medidas de contención para prevenir una nueva ola de coronavirus. Son la cara y la cruz de una misma moneda en lo que a la gestión del COVID se refiere: la primera, encarnada por Comunidades Autónomas que, como Madrid, han flexibilizado al máximo sus restricciones en aras a equilibrar la balanza salud/economía, y la segunda, integrada por las regiones, entre las que se incluye Baleares, que han reforzado y mantenido las limitaciones una vez finalizado el estado de alarma con la seguridad sanitaria como objetivo principal. Iago Negueruela: “No hacen falta tantos turistas para mantener el nivel de empleo y de generación de riqueza” Saber más

Desde el archipiélago balear, que hace un año se postulaba como territorio ideal del retorno a la “nueva normalidad” fruto de su trabajo para frenar la pandemia y se convertía en la primera autonomía en abrirse al turismo internacional, lamentan, al igual que los otros territorios nacionales con mejores cifras epidemiológicas, que la Comunidad Autónoma haya sido incluida en el veto del Ejecutivo de Boris Johnson a pesar del esfuerzo realizado durante los últimos meses, Semana Santa incluida –con viajes entonces únicamente permitidos entre islas–, y las reducidas cifras de contagios actuales.

 La reciente decisión de Reino Unido, principal mercado emisor de turistas hacia España –con un 21,6% del total de visitantes en 2019 y un gasto total de 17.985 millones de euros, de acuerdo con los datos manejados por Turespaña– y segundo de Baleares –con 3,7 millones de visitantes previos a la crisis de la COVID–, ha supuesto un duro mazazo para las islas, que desde principios de este año veían en la desescalada británica un acicate de cara a allanar el camino hacia la ansiada reactivación turística.

Las reacciones y los cruces de acusaciones no se han hecho esperar, con el foco puesto en el Madrid de Isabel Díaz Ayuso, cuyo modelo de gestión consideran responsable último de que el Gobierno británico haya colocado a España en el color ámbar de su semáforo de viajes internacionales –lo que supone que los viajeros que regresen a Inglaterra desde España deberán cumplir cuarentena y hacerse una prueba PCR–. Y así lo han proclamado esta semana la presidenta balear, Francina Armengol, el portavoz del Ejecutivo isleño y conseller de Turismo y Modelo Económico, Iago Negueruela, y, desde el Gobierno central, la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya.

Negueruela amplía, incluso, el significado y el alcance de sus palabras. En declaraciones a elDiario.es, recrimina el modo en que Ayuso ha articulado su estrategia de reclamo de cara al exterior así como las imágenes de calles aglomeradas en distintas ciudades que han circulado tras el levantamiento del estado de alarma. “Se trata de una imagen que no es la deseable en un momento en que nos jugamos la apertura al turismo en España”, lamenta el portavoz balear, quien va más allá en sus críticas hacia la política de la presidenta madrileña: “No es bueno asociar Madrid a España. Madrid es Madrid y ya está”, subraya en clara alusión a uno de los principales mensajes sobre los que se ha apoyado Ayuso en los últimos meses, principalmente en campaña electoral.

“Cuando lanzas un mensaje a la población hay que ser muy responsable. La imagen exterior de España se ha visto perjudicada y nos está costando muchísimo esfuerzo recuperarla. Y nosotros hemos aplicado restricciones muy duras”, subraya el considerado hombre fuerte del Gobierno de Armengol, encargado en Baleares de capear la crisis desatada por la pandemia y de lidiar en primera persona con las pretensiones del sector turístico, principal motor económico de las islas.

El conseller insiste en que, “por mucho que Baleares y Comunidad Valenciana tiremos hacia abajo, todos tenemos que ser corresponsables, no solo los que estamos aplicando restricciones más duras. Es un esfuerzo que debería ser compensado por otras autonomías que deberían tener en cuenta que abrirte internacionalmente al turismo también es importante para Madrid”. Y, con los datos regionalizados en la mano, pulsa la fibra de la equiparación: “Si se analizaran los datos de España por regiones, Baleares estaría abierta a media Europa y Madrid no. Y eso no es argumentable ni admite la opinión contraria de nadie porque es la realidad. Por eso Madrid no está abierta a Alemania y Baleares sí, al igual que a Holanda desde hace más de una semana”.

Los números hablan por sí solos. Mientras la incidencia de contagios durante los últimos 14 días se mantiene en 371 en el País Vasco y en 277 en Madrid, permaneciendo en riesgo extremo de transmisión del virus, en el archipiélago la cifra se sitúa en los 55,9, convirtiéndose, tan sólo por detrás de Ceuta y la Comunidad Valenciana, en la tercera región con los números más bajos de acumulación de casos. A nivel nacional, el número de casos es de es de 173,7. A todo ello, se suma la capacidad de secuenciación genómica para identificar variantes de coronavirus, otro de los principales factores que Reino Unido ha valorado y que en Baleares cuenta con uno de los centros hospitalarios, el de Son Espases, que más muestras ha analizado al respecto.

No en vano, Baleares se mostraba esta semana en Berlín como “destino seguro” gracias a la baja incidencia de COVID–19 y a los controles sanitarios que prevé seguir manteniendo. En esta línea, Negueruela hace valer el potencial de las islas en el país germano, primer mercado emisor de Baleares: “Somos el único destino de Europa que está recuperando turismo alemán”. Y prosigue, lanzando un nuevo dardo al Gobierno madrileño: “A alguien que ahora mismo vuelva de Madrid a Alemania se le exigirá cuarentena, a nosotros, no. Y eso también es gestionar la imagen exterior”.

El portavoz del Govern balear aleja cualquier atisbo de politización en sus afirmaciones sobre Madrid y subraya, a vueltas con Reino Unido, que la incidencia ha sido el factor determinante a la hora de colocar a España en ámbar y, en este sentido, “en la incidencia de España incide la de Madrid, guste más o guste menos. Es un dato objetivo. Las de Euskadi y Aragón también han influido, pero el peso poblacional de la Comunidad de Madrid nos lastra”. Pese a ello, se muestra optimista, confiado en que “en cuanto nos abran en verde seremos uno de sus principales destinos porque somos muy seguros y ellos lo saben. Esperemos que lo hagan lo antes posible”.

Precisamente, el ministro británico de Transportes, Grant Shapps, ofrecía el miércoles un hálito de esperanza: “Aunque el número de países en la lista verde es inicialmente bajo, anticipo que crecerá con el tiempo a medida que la situación mejora a nivel mundial, lo que significa más oportunidades para la apertura de los viajes internacionales”. “El riesgo de los países se vigilará de cerca de manera continua y las listas se actualizarán cada tres semanas”, anunciaba Shapps.

En línea de lo manifestado por Negueruela, Francina Armengol incidía el jueves vía Twitter en que “si Madrid estuviera en la incidencia sanitaria que está Baleares, o toda la media de España, para no hablar sólo de Madrid, ya estaríamos abiertos a Reino Unido”. El viernes obtenía respuesta por parte de Ayuso, quien recriminaba a la presidenta balear que “no está ni para hablar ni para dar lecciones a los demás”, al acusarla de “arruinar a muchísimas familias”. “Lo que no puede ser es que si vienen muchos turistas franceses es culpa mía y si no vienen turistas británicos es culpa mía”, aseveraba.

Si el conjunto de España tuviera las cifras sanitarias de Balears ya estaríamos en el semáforo verde del Reino Unido@EspejoPublico pic.twitter.com/U1p5kFA7m5— Francina Armengol (@F_Armengol) 13 de mayo de 2021

Lo cierto es que, desde hace varios meses, Madrid y Baleares han seguido estrategias opuestas a la hora de gestionar el impacto de la pandemia. La voz de Armengol se dejó sentir desde el principio de la crisis sanitaria para reclamar durante la primera ola el cierre de los aeropuertos, mantener el cierre de los bares y continuar con el toque de queda una vez concluido el estado de alarma, no sin la voz de protesta de restauradores y hoteleros. Las cifras económicas, sin embargo, difieren de la buena marcha sanitaria, entre otras cosas por la gran dependencia de las islas del turismo tanto nacional como internacional: el PIB balear se desplomó un 27% en 2020 (frente a un –13,6% en el caso de Madrid) y la tasa de paro se situó en el 18,9% en las islas en el primer trimestre de 2021 (frente al 10,5% en la Comunidad Autónoma madrileña). A pesar de las diferentes estrategias para lidiar con la pandemia, Madrid es la tercera comunidad con las peores cifras económicas tras los archipiélagos balear y canario.

Fuente: El Diario.es

Consecuencias de la vacunación de los cuerpos de Seguridad (Según Argimon).

Cataluña dice ahora que tendrá que retrasar la vacuna a mayores de 70 años para inmunizar a Policías y Guardias Civiles

Argimon acatará orden TSJC pero dice deberá retrasar vacunar a los de 70 años

Un sanitario prepara una dosis de la vacuna de AstraZeneca.
Un sanitario prepara una dosis de la vacuna de AstraZeneca.YVES HERMANREUTERS

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ve “ridículo” el criterio del TSJC sobre la vacunación de agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, y ha afirmado: “Cumpliremos, pero para ello retrasaremos vacunación de gente de 70 años, ahí lo dejo”, ha subrayado.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado a la Generalitat que “sin excusa alguna” garantice “de inmediato y sin dilaciones” la vacunación a los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Cataluña, para que en diez días alcance la misma proporción que los Mossos.

En la rueda de prensa semanal sobre el estado de la vacunación en Cataluña, Argimon ha criticado esta decisión judicial, si bien ha asegurado que la van a acatar. “Cumpliremos, pero para ello retrasaremos vacunación de gente de 70 años, ahí lo dejo”, ha subrayado Argimon, que ha negado que los profesionales sanitarios hayan “discriminado” a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en Cataluña.

Argimon ha recordado que en estos momentos están inmunizando por franjas de edad, así que si ahora Salud se dedica “a vacunar a personal esencial, sea guardia civil, bombero, mosso o maestro, dejará de vacunar a los de más de 60 o 70 años, sean guardias civiles o no”.

Visiblemente molesto, Argimon ha defendido que, a la hora de inmunizar, “no se discrimina por edad, género, creencia ni por nada”. “Me da igual si es un mosso o un guardia civil, me importa un pepino la profesión que tienen”, ha espetado. Y ha añadido: “El criterio judicial de llegar a la misma cobertura de los mossos… no lo calificaré… es ridículo, no lo calificaré más”.https://www.youtube.com/embed/HgQ3J6bE1rc

En un momento en el que en España ya no se administra AstraZeneca -la usada para agentes y otros profesionales esenciales- a menores de 60 años y que aún no se ha determinado cómo proceder en las segundas dosis en los jóvenes vacunados con el suero de Oxford, Argimon se ha preguntado retóricamente qué inmunógeno se tiene que administrar a los policías del Estado. “A lo mejor se lo pregunto al juez, si Pfizer, Moderna o Janssen, no lo sé”, ha ironizado.

Argimon ha señalado que “todo es suficientemente complicado como para judicializarlo” y ha dejado claro que no es el Departamento de Salud quien ha llevado el caso a los tribunales, pues, a su juicio, “se ha politizado y judicializado desde Madrid”.

El secretario de Salud Pública de la Generalitat ha asegurado que cuando el Departamento recibe el listado de cada colectivo prioritario se empieza a vacunar, y en el caso de Guardia Civil y Policía Nacional “parece que llegó tarde”.Y ha enfatizado que, si no se hubiera frenado la inmunización con AstraZeneca en todos los colectivos esenciales, ahora todos -los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado- estarían vacunados”.

Fuente: El Mundo

Fin del cierre comarcal y modificaciones en las restricciones en cataluña.

publicado en el DOGC

Restricciones en Cataluña: fin del cierre comarcal, horario de bares y reuniones

El Govern suaviza desde este lunes algunas medidas: levanta el cierre de comarcas permitiendo los viajes dentro de la región y relaja las limitaciones en hostelería

Por El Confidencial 26/04/2021 – 12:08 Actualizado: 26/04/2021 – 12:16

A principios del mes de abril, ante el “preocupante crecimiento” que se estaba produciendo en la ocupación de las UCI, la Generalitat de Cataluña dio un paso atrás y eliminó la posibilidad de viajar a otras comarcas. Pero desde la semana pasada, a punto de finalizar el mes, el Govern decidió suavizar algunas limitaciones y eliminar otras ante una leve mejora de la situación epidemiológica en la región que, no obstante, se sigue manteniendo precavida y prefiere conservar parte del grueso del plan de restricciones. Así lo anunció el pasado jueves la consellera de Salud, Alba Vergés, junto con el titular de Interior, Miquel Sàmper, en rueda de prensa conjunta donde informaron de las relajaciones que se imponen desde este lunes, 26 de abril, ante la buena evolución de los indicadores epidemiológicos y el incremento de las vacunaciones. “Seguimos en plena epidemia pero cada vez queda menos”, ha señalado Vergés, que ha admitido que es más difícil mantener la precaución cuando ya se ve “la luz”, pero ha pedido hacerlo, pues el objetivo es “llegar bien” al final del camino.

Hasta nueva orden, estas son las restricciones vigentes en Cataluña hasta, al menos, el 3 de mayo, que aparecen publicadas en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (Dogc):

Cierre perimetral

Las entradas y salidas de la comunidad autónoma siguen prohibidas. Además, desde el pasado 9 de abril se recuperó el cierre comarcal sin excepciones, con lo cual no se puede viajar a otros territorios más allá de los límites comarcales, ni siquiera si los viajeros pertenecen a la misma burbuja de convivencia, como se contemplaba hasta ahora. Una norma que cambia este lunes, 26 de abril, cuando las comarcas vuelven a abrir ante la situación “estable” de la pandemia del coronavirus, tal y como lo ha indicado la ‘consellera’ de Salud, Alba Vergés. Esto significa que, a partir de entonces se permitirán los desplazamientos por cualquier parte del interior de Cataluña, pero no fuera de ella. https://datawrapper.dwcdn.net/Clbx4/68/

Por tanto, los únicos motivos que justifican los desplazamientos son los ya contemplados en el decreto del estado de alarma: imposibilidad de teletrabajar, el regreso al domicilio de residencia, el cuidado de un familiar, razones médicas o de fuerza mayor, entre otros. ¿Cómo se pueden justificar estos desplazamientos? Tal y como recuerdan desde Protección Civil, los Mossos d’Esquadra pueden pedir un certificado que demuestre razones válidas para moverse. Desde la página web de la Generalitat se pueden solicitar tres tipos de certificados:

  • Certificado de desplazamiento nocturno.
  • Certificado de entrada y salida de Cataluña.
  • Certificado de entrada y salida de la comarca.

Reuniones sociales y toque de queda

Con el objetivo de “favorecer el distanciamiento entre personas que no pertenecen a grupos de convivencia estable, prescindir de aquellas actividades no esenciales que suponen un riesgo de contagio”, y evitar aglomeraciones se mantiene, hasta nueva orden, el límite de personas por grupo, que se mantiene en un máximo de seis personas, salvo que sean convivientes, y siempre que no pertenezcan a más de dos burbujas de convivencia. “No obstante, las reuniones y / o encuentros familiares y de carácter social que tengan lugar en espacios cerrados, incluyendo los domicilios, se recomienda que se restrinjan en lo posible y se limiten a visitas a personas con dependencia o en situación de vulnerabilidad y que sean siempre de la misma burbuja de convivencia”., señalan desde el Departamento de Salud. En cuanto al toque de queda, se mantiene entre las 22:00 y las 6:00 horas, salvo causas debidamente justificadas.

📢 Noves mesures per a la contenció de la COVID-19 aplicables a tot Catalunya a partir del 26 d’abril.

Els canvis afecten:

🚗 Mobilitat
🏀 Esport
👩 Educació

Trobareu més informació a
👉🏼 https://t.co/xchKGDdtId pic.twitter.com/UenBIoE8mI— Salut (@salutcat) April 22, 2021

Bares y comercios

En cuanto a la restauración y la hostelería,el Govern ha autorizado la reapertura de los bares y restaurantes que están en el interior de los centros comerciales desde este lunes, en el mismo régimen que el resto de la restauración: de las 7:30 a las 17:00 horas. Asimismo, el Procicat mantiene el 30% del aforo en los comercios, pero levanta la limitación de 800 metros cuadrados de uso de superficie, al tiempo que recupera la presencialidad en bachillerato y ciclos formativos, ha explicado Vergés.

Tal y como señala el Departamento de Salud de la Generalitat, las terrazas de los establecimientos se mantendrán abiertas con una distancia mínima señalizada de dos metros entre comensales de mesas o agrupaciones de mesas diferentes; deberá haber una limitación de cuatro comensales por mesa o agrupaciones de mesa, excepto que se trate de grupos burbuja y solo podrán estar abiertas de 7:30 a las 17:00 horas, el resto del horario irá destinado a la recogida de comida en el establecimiento o entrega a domicilio. Mientras que el interior de los bares deberá estar al 30% del aforo máximo, con buena ventilación natural o forzada y con una distancia mínima de dos metros entre comensales de mesas, el resto de medidas son idénticas al de las terrazas.

Además, se introducen novedades en cuanto al deporte, acordándose la ampliación del aforo de las actividades deportivas del 30% al 50% y la reapertura de los locales lúdicos infantiles, cerrados desde el pasado noviembre, y que podrán de nuevo ofrecer sus servicios con un aforo máximo del 30% y sin servicio de restauración. Mientras que el sector del ocio también se verá recompensado, debiendo estar cines, teatros, circos, auditorios y salas de conciertos, con un 50% del aforo y un máximo de 500 personas, o de 1.000 si la ventilación es reforzada. También podrán abrir museos, bibliotecas y salas de exposición el 50% del aforo.

Asimismo, se recuperan otras actividades de cultura popular y tradicional, así como las galas, ceremonias de entrega de premios y festivales, pero los asistentes deben permanecer sentados y se deben respetar las mismas limitaciones de aforo y las recomendaciones de ventilación del punto anterior.

Fuente: El Confidencial

L’ aeroport de Girona, un any amb les xifres sota mínims

Les instal·lacions de Vilobí han rebut només 711 viatgers durant el mes de març, ja que les restriccions de mobilitat han impedit que la temporada d’estiu comencés a temps

laura fanals girona 12.04.2021 | 23:37 L' aeroport de Girona, un any amb les xifres sota mínims L’ aeroport de Girona, un any amb les xifres sota mínims · David Aparicio

L’aeroport de Girona-Costa Brava acumula ja un any sota mínims a causa de la pandèmia. Des de l’entrada en vigor del primer estat d’alarma, a mitjans de març de 2020, l’aeròdrom gironí, especialment encarat al turisme i amb una marcada estacionalitat durant els mesos d’estiu, ha estat un dels més afectats de tota la xarxa d’Aena per les restriccions de mobilitat internacional. De fet, des del passat mes d’octubre no hi ha hagut cap vol comercial regular a Vilobí (tot i que sí de privats), i no està previst que les principals companyies -Ryanair, Jet2 i Transavia- tornin a operar fins a principis del mes de maig. Però ni tan sols aquesta data és segura, ja que tot dependrà de com evolucionin les restriccions internacionals per la pandèmia. De moment, i tal com es preveia, el mes de març ha tornat a deixar unes xifres irrissòries per a l’aeroport de Girona, amb 711 passatgers, un 94,77% menys que el mateix mes de l’any passat.

Amb l’entrada a l’estat d’alarma per la Covid-19, el març de 2020, el govern espanyol va tancar el trànsit aeri, de manera que des de mitjans de març i durant els mesos d’abril i maig, l’aeroport de Girona va rebre només vols de mercaderies; en molts casos, corresponents a material sanitari. Així doncs, dels més de 12.000 passatgers que es van rebre durant els dies de març en què l’aeroport va estar operatiu, es va baixar fins a 71 i 97 durant els mesos d’abril i maig, respectivament. A partir del 21 de juny, es va tornar a obrir l’espai aeri, tot i que els primers turistes no van començar a arribar a l’aeroport de Girona fins l’1 de juliol. En la majoria de casos, eren europeus amb segones residències a la Costa Brava. La temporada d’estiu, doncs, va començar tard -durant el mes de juny es van rebre només 756 passatgers-, però malgrat les esperances dispositades en els mesos de juliol i agost, la ràpida arribada de la segona onada de la pandèmia va fer que les xifres se situessin molt per sota dels estius anteriors. Així, durant el mes de juliol es van rebre 35.613 viatgers (un 87% menys que el juliol de 2019) i a l’agost en van arribar 37.565, el que va suposar un nou descens del 87% respecte a l’any anterior.

Thank you for watching

A partir de setembre -mes en el qual es van rebre només 8.603 viatgers-, l’aeroport gironí va entrar en un estat de semi-hivernació. El mes d’octubre (en què es van registrar 3.497 viatgers) va ser l’últim amb vols regulars, ja que Ryanair va anunciar que no mantindria oberta la seva base gironina durant l’hivern. Des de llavors, les xifres han estat ínfimes: 947 viatgers al novembre, 1.092 al desembre, 863 al gener, 463 al febrer i 711 aquest mes de març. De fet, les companyies àeries tenien previst començar la temporada d’estiu coincidint amb la Setmana Santa (és a dir, entre finals de març i principis d’abril), però les restriccions de mobilitat els han obligat a posposar els seus plans. Ara, la nova data d’inici de la temporada d’estiu és a principis de maig, però en qualsevol moment els plans poden tornar a canviar en funció de com evolucionin les restriccions de mobilitat entre els diferents països europeus. I això pel que fa a Ryanair, Transavia i Jet2, ja que l’aerolínia russa Pobeda, que havia experimentat un dels majors creixements de l’aeroport abans de la pandèmia, no té ni tan sols data de retorn a les instal·lacions de Vilobí.

Fluix inici d’any

Segons les dades publicades ahir per Aena, l’aeroport de Girona ha tancat el primer trimestre de l’any amb una caiguda del 97,6% de passatgers respecte als primers tres mesos de l’any passat, quan encara pràcticament no s’havien deixat notar les conseqüències de la pandèmia. Entre el gener i el març d’aquest any només s’han registrat 2.037 passatgers.

Durant el mes de març hi han passat 711 persones, un 94,7% menys que l’any passat. Tot i això, el nombre d’operacions és més elevat que el del març l’any passat, amb una crescuda del 56,5% entre enlairaments i aterratges (806 moviments). Això es pot expilcar perquè, a partir de l’entrada en vigor de l’estat d’alarma, es va tancar l’espai aeri i les operacions van caure en picat. Tot i això, durant aquest mes de març, els vols comercials han suposat només 111 moviments, un 53,4% menys que durant el març de 2020. Per altra banda, el nombre de passatgers en vols comercials ha estat de només 443 persones, mentre que el març de l’any passat n’eren 12.228 (un 96,4% menys).

Pel que fa a aquests poc més de 700 viatgers que han utilitzat l’aeroport de Vilobí durant el mes de març, la immensa majoria eren de l’Estat (346 persones), mentre que només hi havia 103 viatgers procedents d’altres països. En relació als passatgers espanyols, però, la majoria corresponien als vols de proves que fan algunes escoles d’aviació, especialment de Sabadell.about:blank

Finalment, que fa a les mercaderies, durant aquest març s’han transportat 1.890 quilos des de l’aeroport de Girona, que representa un 92,4% menys que l’any passat, però un 27,3% més que el març de 2019.

Font: Diari de Girona

La epidemia empieza a mejorar en Barcelona y su área metropolitana

Josep Corbella, Barcelona 30/07/2020 06:00 | Actualizado a 30/07/2020 08:25

El número medio de personas que resultan contagiadas por cada caso de coronavirus –el número reproductivo R– es inferior a 1 en Lleida desde el sábado 25, lo que significa que la epidemia ya ha empezado a remitir, según los análisis del grupo de Biología Computacional de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) que sigue día a día la evolución de la Covid.

En Barcelona y su área metropolitana, el número R aún es superior a 1, pero ha empezado a bajar en todos los municipios más afectados por la epidemia a lo largo del mes de julio.

En l’Hospitalet, donde la R llegó a ser de 3 –es decir, que cada caso causaba de media otros tres–, la cifra se ha reducido a 1,4 después de diez días de descenso consecutivos. En Barcelona, donde la R estuvo cinco días seguidos estancada alrededor de 2,1, había bajado el domingo 26 hasta 1,3 -el último día del que se dispone de datos fiables debido a los retrasos de notificación-.

Los investigadores del grupo de Biología Computacional Biocomsc de la UPC informaron ayer que la situación había empezado a mejorar en un tuit en el que anunciaban: “Noticia importante: confirmamos que, gracias a las medidas, el crecimiento #Covid19 ha empezado a caer en Barcelona. (…) Queda muy claro que hay desaceleración, pero hay que seguir atentos. Por favor, mascarilla, tono bajo y distancia en interiores y exteriores. Grupos pequeños, nunca visitas consecutivas. Limpieza de manos”.

“La tendencia es buena, pero aún tenemos muchos casos. No es momento de bajar la guardia”, aclaró ayer Clara Prats, que lidera la investigación sobre Covid en el grupo Biocomsc. El reto ahora en el área metropolitana de Barcelona, señala Prats, es no relajar las medidas de prevención para seguir reduciendo la R hasta llevarla por debajo de 1.

Mientras la R sea superior a 1, advierte la investigadora, el número de nuevos casos seguirá aumentando. Cuando pase a menos de 1, empezará a reducirse, como puede observarse en el diagrama de Lleida adjunto, donde el número de nuevos casos se representa en el eje horizontal.

Los análisis del grupo Biocomsc muestran los beneficios de actuar con rapidez en cuanto la circulación del coronavirus va más allá de brotes bien delimitados y entra en una dinámica de transmisión comunitaria.

Buenas noticias del Segrià

El número de contagios en Lleida ya se está reduciendo después de más de un mes de expansión del virus

En Lleida, donde las primeras medidas de confinamiento perimetral se introdujeron 17 días después de entrar en la zona roja de transmisión comunitaria, y las medidas más estrictas se introdujeron a los 24 días, la incidencia se ha disparado a más de mil casos por 100.000 habitantes en 14 días -lo que significa que un 1% de los ciudadanos de Lleida fueron diagnosticados en un plazo de dos semanas-. Esto ha hecho que se haya tardado más de un mes en controlar la epidemia.

En l’Hospitalet, donde las autoridades sanitarias detectaron tarde que la epidemia había escapado al control y las medidas se introdujeron 7 días después de entrar en la zona roja, la incidencia ha llegado a 600 casos por 100.000 habitantes en 14 días.

En Barcelona, donde las primeras medidas se introdujeron solo 3 días después de entrar en la zona roja, la incidencia se ha quedado por ahora en 180 casos por 100.000 habitantes, aunque aún debe aumentar algo más en los próximos días.

“Es instructivo para cualquier territorio que entre en zona roja”, señala Prats. “Cuanto antes se actúe, menores serán los daños y menos tiempo costará resolver el problema”.

En el Área Metropolitana Norte, la epidemia también se está desacelerando desde mediados de la semana pasada en Badalona y Santa Coloma, los dos municipios donde se han registrado más casos.

No es posible predecir si la R seguirá bajando en los próximos días en Barcelona y su área metropolitana hasta situarse por debajo de 1, o bien se estancará por encima de 1, con lo que el número de casos seguirá aumentando, advierte Prats. Dado que suele transcurrir algo más de una semana entre un contagio y el diagnóstico, y que los análisis se basan en casos diagnosticados, “lo que vemos ahora son los resultados de las medidas que se introdujeron hace entre diez y quince días; no sabemos si estas medidas serán suficientes para llegar por debajo de 1”.

Pero las nuevas restricciones en el sector del ocio nocturno anunciadas el pasado viernes, que deberían haber reducido los contagios pero aún no se reflejan en los análisis, “nos pueden ayudar a bajar más la R; lo veremos a partir de la próxima semana”.

Cuanto antes se actue, mejor

Actuar con rapidez cuando el virus escapa al control limita los daños y acorta la recuperación

Los investigadores de Biocomsc han analizado si la tendencia positiva observada en el área metropolitana de Barcelona podía deberse a que miles de personas han salido de la ciudad, pero lo han descartado. “La R está bajando en toda Catalunya, no solo en Barcelona”, argumenta Prats. Si el descenso de Barcelona fuera debido a un éxodo de la población, “deberíamos ver aumentos de la transmisión en otras zonas”. Además, añade, el descenso de la R se observa en toda el área metropolitana, independientemente del nivel socioeconómico de los barrios y municipios, y no solo en zonas donde la población sale más de la ciudad.

Fuente: La Vanguardia.

Els Serveis de Salut Integrals del Baix Empordà no tenen cap cas Ingressat al baix Emporda. (Noticies TV Costa Brava. 24 de Juliol 2020.

Els Serveis de Salut Integrals del Baix Empordà no tenen cap persona ingressada.

El Baix Empordà no té cap rebrot de coronavirus detectat ni tampoc cap hospitalitzat per Covid-19. Els Serveis de Salut Integrals del Baix Empordà asseguren que a data d’aquest dijous la comarca segueix lliure de la segona onada de la pandèmia malgrat les autoritats sanitàries adverteixen que cal està molt alerta i més, tenint en compte els rebrots que hi ha ben a prop com a Figueres i Lloret de Mar.

El Baix Empordà va superar la primera onada de Covid-19 amb poc menys d’un centenar de víctimes mortals i sense col·lapsar el sistema sanitari comarcal, però segueix preocupant i molt l’evolució de la segona onada, el temut rebrot.

Les autoritats municipals i sanitàries asseguren que la situació està sota control però que no es pot abaixar la guàrdia i reclamen mantenir les mesures com mascareta, distància física i higiene de mans.

En els darrers dies han aparegut rumors a les xarxes socials referents a brots al Baix Empordà que les dades ofertes pel Departament de Salut, neguen. Com ja va passar el mes de març es recomana fer cas només de mitjans oficials i premsa contrastada.
Ara mateix a les comarques gironines hi ha 16 brots actius de Coronavirus, la majoria, 10, centrats a l’àrea urbana de Figueres. Actualment hi ha una vuitantena de casos detectats de covid-19 a l’àrea sanitària de Girona en aquesta segona onada. Arreu del país hi ha vuit morts i 353 casos actius.

Font: https://www.tvcostabrava.com/redaccio/societat/salut/baix-emporda-lliure-covid-19